Timber by www.emsien3.com EMSIEN-3 Ltd

el plan

  • El Plan
  • II Plan Estratégico

MÁLAGA, UNA METRÓPOLI ABIERTA. II PEM



NUESTRA VISIÓN DE FUTURO: “MÁLAGA, UNA METRÓPOLI ABIERTA”


El II Plan estratégico de Málaga es un gran proceso de concertación público-privada entre todos los agentes, y parte de un conjunto de claves que responden a las necesidades de ciudades modernas en materia de orientación urbana.

Todo este proceso no es un pensamiento estático en el tiempo, sino una experiencia viva, a través de una reflexión estratégica urbana de la ciudad metropolitana, flexible y en constante revisión, que orienta las acciones de todos los agentes y de los ciudadanos en general hacia una misma estrategia de futuro.

En este proceso, existe una implicación del ciudadano, de manera que se hace consciente de la importancia y de las ventajas de la participación en la construcción de su ciudad y la adaptación de ésta a las necesidades de la sociedad.

El modelo de desarrollo que se busca para Málaga, y que se aprobó en la Asamblea General de la primera fase del II PEM, no quiere ser una mera declaración de intenciones más o menos voluntarista. Al contrario, es un objetivo de ciudad que quiere tener presente en todo momento la realidad de la que se parte, contrastando metas y objetivos. En definitiva, es el marco teórico-práctico y de principios del modelo de ciudad que los malagueños quieren desarrollar de cara al futuro.

Un planteamiento que parte del modelo establecido en el I Plan Estratégico adaptándolo a los cambios del entorno y a la evolución que ha experimentado Málaga en los diez años que han pasado desde su definición. Para comprender esa visión de ciudad, es fundamental partir de las claves o criterios que se han considerado como los evaluadores para determinar cómo ha sido la evolución de la ciudad y cuál debe ser su desarrollo futuro.

CLAVES DE TRABAJO

Toda la reflexión contempla, de forma constante, cuatro claves a las que deben responder tanto el modelo como las distintas estrategias que se desarrollen: calidad en todo lo que se hace; sostenibilidad económica, social y medioambiental; participación y compromiso ciudadano; y cooperación y trabajo en red, coordinando esfuerzos individuales y colectivos.

El desarrollo armónico de la ciudad se entiende como una apuesta por la sostenibilidad, como el equilibrio entre la justicia social, el desarrollo económico y el respeto ambiental, que conduce y condiciona el planeamiento y el urbanismo, tendiendo hacia modelos y estructuras de ciudad compacta y diversa. Un entramado urbano accesible, competitivo y de calidad que ha de respetar el entorno natural, al tiempo que crea elementos singulares que acerquen  la ciudadanía al litoral, para conocerlo mejor y disfrutar de sus posibilidades.   F1

El ciudadano se ha de convertir en el centro del nuevo modelo urbano y se han de potenciar las acciones que se encaminen a facilitar su interacción y su trabajo en red, es decir, la difusión de su conocimiento y experiencia para un mayor aprovechamiento del mismo en la mejora urbana. Se ha de apostar por la complicidad de la sociedad en el mantenimiento del entorno y de los recursos naturales, desde las playas, el aire, el agua y las zonas verdes, hasta la limpieza de las calles y la ordenación de la movilidad. La ciudadanía ha de acercarse e integrarse en la toma de decisiones que afectan al bien público y colectivo, gracias a una mayor transparencia y accesibilidad a la información. 

Por otro lado, Málaga se ha de distinguir por la calidad, que ha de convertirse en norma del desarrollo y la gestión de todas las actuaciones urbanas, estando presente en todas las fases de los proyectos. Una calidad que dará paso a una Administración moderna, eficaz y ágil, que habrá de realizar un seguimiento estratégico del desarrollo de la metrópoli y crear estructuras flexibles para impulsar y financiar los grandes proyectos de transformación urbana.

Todo ello, deberá estar apoyado en un convencimiento, tanto del sector público como del privado, de la necesidad de un mayor conocimiento, difusión y uso de las nuevas tecnologías de la comunicación y la información (TIC). Málaga ha de meterse a fondo en el reto de conseguir articular y cohesionar aún más su tejido social y económico gracias al uso de las TIC, evitar los peligros del analfabetismo digital y tender hacia una sociedad conectada, solidaria y que trabaja en red.


LOS OBJETIVOS DE MÁLAGA

La revisión de la evolución de la ciudad desde que en 1996 el I Plan Estratégico definiera el diseño futuro de la misma, permite dar un salto en la visión del modelo.

Málaga ya no puede medir su sostenibilidad en clave municipal. Ha de abrirse a un espacio territorial superior y buscar proyectos y herramientas de gestión con los municipios limítrofes. La localización del ciudadano como centro de la actividad y la vida de la urbe requiere de la búsqueda de nuevas vías para extender sus conocimientos y experiencias, su cultura, nuevos cauces de participación en la construcción de su entorno. La aplicación de la tecnología y del trabajo en red puede acelerar este proceso de transformación social, económica y cultural.

Después del trabajo realizado y los debates con expertos y ciudadanos sobre el Objetivo Central que estas claves daban al futuro de la ciudad, se concreta la misma en una frase sencilla, pero al mismo tiempo, repleta de sentido: Málaga como Metrópoli Abierta.

Un objetivo que gira en torno a cuatro ejes de reflexión o líneas estratégicas sobre lo que debe ser la ciudad en el futuro: el litoral, la cultura, el conocimiento y la renovación urbana.

Málaga, una Metrópoli que mira al mar

Una ciudad con un sentimiento de pertenencia e identidad capaces de ser proyectados, que tiene en el litoral y su entorno natural su principal activo y una de sus principales fuentes de riqueza y esfuerzos de conservación. Una metrópoli cuya influencia se extiende al Mediterráneo.

La Málaga de Picasso, cultural y atractiva …

Un compromiso global e integral por la cultura, con personas formadas en un tejido cultural de calidad, que apuesta por la industria cultural y que hace que sus 3.000 años de historia se proyecten al futuro con Picasso y las nuevas tendencias artístico- culturales del s. XXI, de cara a impulsar una imagen con reconocimiento internacional.

… en la vanguardia de la nueva Sociedad del Conocimiento

Un capital humano bien formado y competitivo, que busca nuevas oportunidades de creación de riqueza mediante la innovación, la investigación y el desarrollo. Una sociedad que incorpora y difunde el uso de las nuevas tecnologías a todas las personas, agentes e instituciones que forman la ciudad y el tejido productivo, y que incorpora el conocimiento en todas las facetas de su actividad, con el apoyo de la Universidad y el Parque Tecnológico de Andalucía.

Una Ciudad renovada, para sus ciudadanos y visitantes.

Una ciudad planificada y ordenada dentro de la realidad metropolitana, que garantiza una excelente interconexión en su interior y con el exterior, integrada socialmente en un espacio territorial más amplio de convivencia, caracterizado por tener en la sostenibilidad su principio de actuación y planificación. Con la gestión de la calidad como norma de desarrollo y mejora continuada en todo el tejido productivo, en un entramado urbano moderno y revitalizado. Una ciudad, en fin, en la que sus ciudadanos se sienten a gusto y orgullosos de vivir en ella y los que la visitan sienten el deseo de quedarse.

En definitiva, una METRÓPOLI ABIERTA a la cultura, al conocimiento, a la innovación tecnológica, al mar...A la revitalización de su tejido social, cultural y productivo.

ayuntadiputajuntaumaaavvcemideaunicaja

ministerio haciendacamara de comerciopuerto de malagacomisionesugt